Publicidad

Algunas repercusiones de la cumbre

La opinión de Mario Monti

Luego de la realización de la cumbre en Bruselas, el primer ministro italiano, Mario Monti, ha lamentado la decisión de Reino Unido de no querer sumarse a la última propuesta para profundizar la integración europea y ha asegurado que es el propio Gobierno británico el que está renunciando a tener “más influencia”.

   “El primer ministro británico, David Cameron, exigía garantías para la City y protección para el país ante cualquier eventual regulación financiera en Europa. Esto pareció inaceptable para muchos dirigentes europeos, yo mismo incluido”, ha explicado Monti en una entrevista concedida a la cadena Euronews.

   Monti ejerció de mediador entre Reino Unido y el resto de los países europeos en la negociación de un posible acuerdo. En concreto, Monti ha indicado que propuso que Cameron pidiera a los países de la eurozona “gestos para avanzar y no retroceder”.

   “Por ejemplo, plantear y trabajar por el desarrollo más rápido del proyecto de la agenda digital para el mercado único, pero David Cameron estaba solo interesado en las garantías para proteger a Reino Unido y no en avanzar paso a paso y por eso fracasó la negociación”, ha indicado.

   “Si Reino Unido estuviera en el corazón de la eurozona con Francia, Alemania e Italia o, incluso sin el euro, si Reino Unido no se hubiese excluido con desdén, Reino Unido contaría para más, tendría más influencia”, ha afirmado el premier italiano.

   En cualquier caso, Monti ha manifestado su optimismo por el acuerdo alcanzado. “Creo y espero que este acuerdo salvará al euro. Pronto lo veremos. Este acuerdo es importante en la medida que impone una disciplina presupuestaria a los Estados.

 La cumbre también ha permitido sumar fondos para ayudar a los países y evitar así el contagio”, ha apuntado.

Alemania aún no determina cuánto aportará al FMI para afrontar la crisis

Por su parte, Alemania aún no determina el monto de su contribución al paquete planificado de créditos de Europa al Fondo Monetario Internacional, el cual ha sido ideado para fortalecer el poder del fondo, pero lo decidirá durante la próxima semana.

“Las negociaciones entre el Bundesbank y el Gobierno están en marcha. Todavía no se han determinado cifras concretas de la contribución”, dijo a Reuters un portavoz del banco central alemán.

Los diferentes líderes de la UE acordaron durante una cumbre en Bruselas que los Estados de la zona euro y otras naciones deberían entregar al FMI hasta 200.000 millones de euros (270.000 millones de dólares) en créditos bilaterales con el fin de ayudarlo  a enfrentar la crisis.

Según el diario el Economista, algunas fuentes dijeron que la próxima semana se tomará una decisión sobre el tamaño de la contribución. Según el Banco Central Europeo, Alemania pagaría un 27% o sólo poco más de 40.000 millones de euros.

Pero dicha cifra podría ser más alta si Grecia, Portugal e Irlanda, que están recibiendo ayuda de la zona euro, no llegan a contribuir con los créditos.

Por otra parte, Dinamarca, que no pertenece al bloque del euro, ya dijo que entregaría 40.000 millones de coronas, casi 5.400 millones de euros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *