Ayuda económica de la Banca

| 23/09/2012 | 0 Comentarios

Otra vez en la mira la economía española, en esta oportunidad se debe a que los problemas de financiación de España han dejado de ser todo lo apremiantes que llegaron a convertirse en julio, cuando el día 24 la prima de riesgo alcanzó los 639 puntos básicos con respecto al bono alemán.

La mera posibilidad de que los mecanismos de rescate europeos entraran a comprar deuda española en el mercado secundario en caso de ser necesario, el llamado «rescate blando», insinuado a finales de ese mismo mes por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y ratificado a principios de septiembre, y el respaldo de la canciller Merkel a las reformas y ajustes del Gobierno español han bastado para ganar el tiempo necesario con el que tomar decisiones sin el aliento de los mercados en el cogote.

El franco retroceso, en general, de los intereses de las emisiones de deuda realizadas en las últimas semanas –el coste de los últimos bonos a diez años quedó en el 5,7% por el 6,7% de la anterior subasta– y una fuerte demanda, refuerza el convencimiento del Gobierno de que España no tiene problemas serios de liquidez y sigue financiándose con soltura en los mercados, como demuestra que ya ha colocado aproximadamente el 82,1% de su programa regular de emisiones a medio y largo plazo previsto para 2012.

La sensación de alivio en el Ejecutivo, la primera en nueve meses, no invita precisamente a bajar la guardia pero permite tomar distancia con las apreturas de no hace mucho. Tanto es así que, también por primera vez, la coincidencia con Berlín parece total en el sentido de que España podría no necesitar ni siquiera el «rescate blando» y que, de ser necesario, sería menos abultado de lo previsto.

En cuanto a el presidente del Banco Central Europeo (BCE) , Mario Draghi, propuso recientemente que esta institución pueda comprar directamente deuda de los países con dificultades para financiarse en los mercados.

De Guindos aseguró que “ni el rescate está más cerca ni más lejos hoy de lo que estaba ayer” .

“España hará lo que tenga que hacer sin precipitarse, con el conocimiento de todos los elementos involucrados en este tipo de operaciones” , subrayó.

Además el ministro de Economía puntualizó también que “la negociación de una línea de crédito no tiene que ver con el Plan Nacional de Reformas que aprobará el Gobierno en los próximos días” y que contará con medidas que fomenten el crecimiento económico, la competitividad y la exportación.

En pocas palabras, tratará de eliminar las trabas a la actividad empresarial, especialmente en el sector servicios, así como fomentar la unidad de mercado y e impulsar la exportación que debe seguir “impulsando la recuperación de la economía española” , detalló.

De Guindos aseguró que “no ha visto un deterioro importante” de la coyuntura económica en España en el tercer trimestre del año respecto al segundo.

El titular de la cartera de Economía hizo estas declaraciones tras mantener una reunión con los dirigentes provinciales del gobernante Partido Popular (PP) el sábado en Madrid.

Tengamos en cuenta que el Banco de España y el Ministerio de Economía publicarán los resultados el 28 de septiembre.

A partir de esa fecha, las entidades con un déficit de capital tendrán 15 días para presentar ante el supervisor sus planes.

Tags:

Categoría: Economia Europea, Noticias

About the Author ()

Deja un comentario


Logo FinancialRed