Publicidad

¿De dónde viene el ‘black friday’?

Desde hace algunos años, el mes de noviembre es, sin duda, el pistoletazo de salida para las compras navideñas. Tanto las grandes superficies como pequeños y medianos comercios ultiman los detalles de las que serán las últimas promociones y descuentos del año. En la temporada navideña se registran los niveles más altos del año en ventas y los descuentos del mundialmente conocido black friday ayudan a ello.

Pixabay

Este año 2017, el black friday es el día 24 de noviembre, fecha inmediatamente posterior al día de Acción de Gracias, que se celebra el último jueves del mes de noviembre. Esta celebración es propia de Estados Unidos, sin embargo, el black friday ya es un acontecimiento mundial.

A lo largo de todo el mes de noviembre, los comercios van empezando a filtrar sus ofertas para estos días y empieza a promocionar los días de descuentos. Los mayores descuentos se encuentran por internet, aunque ya son muchos comercios los que viven este día como si de las rebajas de enero se tratase. Muchos de ellos aprovechan para ampliar el período de rebajas al fin de semana. Así, este día se unirá al también famoso ciber monday, el lunes posterior a Acción de Gracias marcado por las grandes rebajas en el sector tecnológico.

¿De dónde viene el black friday?

El término black friday, cuya traducción al castellano es ‘ viernes negro’, no tiene un origen único. Concretamente, hay dos teorías que son las que más fuerza tienen.

Pixabay

Desde hace años, los comercios ofrecían importantes descuentos tras el día de Acción de Gracias. El importante aumento de ventas hacía que sus pérdidas del año se convirtiesen en ganancias. Pasaban de ‘números rojos’ a ‘ números negros’. De ahí uno de los posibles orígenes del black friday.

En segundo lugar, y remontándose a los años 60, los policías de Filadelfia empezaron a utilizar el término black friday para  referirse al caos que se originaba en la ciudad el día posterior a Acción de Gracias, tanto de personas como de vehículos. Un término que empezaron a utilizar año tras año y que consiguió traspasar fronteras. Además, en 1975, el periódico The New York Times también se refirió a este día como black friday, impulsando su uso.

Así, el black friday se ha convertido en un fenómeno mundial. Es el día en el que comienzan las compras navideñas. Cada vez son más los comercios que se unen a esta tendencia. Las cifras de ventas baten récord cada año.

Black friday en España

En black friday se ha convertido en una fecha muy esperada entre los españoles. La proximidad de las fiestas navideñas hace de estos descuentos un importante reclamo para los consumidores. Además de evitar las masas de gente que ultimará sus compras durante los días de navidad, obtienen un importante ahorro. Todo son ventajas. A esto, hay que añadir que la mayor parte de los comercios amplía la fecha límite de devolución o cambio hasta el mes de enero.

El año pasado, Amazon España batió récord de ventas con más de 940.000 productos vendidos. Los 10 productos más vendidos fueron tecnológicos. Sin duda, el sector estrella en estos días. Según las estimaciones de ‘Observatorio Black Friday Worten-Gfk’ de 2016, los españoles gastaron más de 200 euros de media en el black friday. 

Un 22,5% de las pymes españolas participará en el black friday este 2017. Además, el 27,1% participará en el ciber monday, según el estudio de ‘Las pymes españolas en el ámbito online’, realizado por Ebay. La mayoría de los comercios son conscientes de la importancia de esta fecha en el calendario de ventas. Casi un 50% de los encuestados espera incrementar sus ventas. Los consumidores gastarán, sobre todo, en moda, deportes y tecnología.

Pixabay

Lo que no se debe olvidar en el black friday

  • Igual que ocurre en el período de rebajas, los derechos de los consumidores son los mismos. Los descuentos no eximen al establecimiento y/o vendedor a cumplir con lo establecido.
  • Es importante comprobar los descuentos de los productos. Se aconseja echar un vistazo antes de las rebajas para saber el precio original.
  • No todos los establecimientos tienen que ampliar el tiempo límite de devolución a pasada la época navideña. Sin embargo, sí deben publicar la información en lugares visibles, tanto en web como en tienda.
  • Hay que tener cuidado con las páginas web fraudulentas y con los emails recibidos. Es importante que las páginas en las que se compra cuenten con los sistemas de seguridad habituales.
  • Guardar tickets y facturas es fundamental para cambios y posibles reclamaciones.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *