Publicidad

Bruselas: presiona a España para reducir el deficit

La presión de Bruselas para que España reduzca el déficit, es preocupante. La realidad es que Bruselas decidirá en febrero si da más tiempo a España o no. Es decir que, decidirá si da más tiempo a España para corregir su déficit, tras la publicación de las previsiones económicas de Bruselas el próximo 22 de febrero, cuando ya se conocerán además los resultados presupuestarios finales de 2012.

Dicha decisión será para España y para el resto de Estados miembros de la UE, además realizarán una evaluación sobre si han tomado medidas eficaces en el marco del procedimiento por déficit excesivo tras las previsiones de invierno que se publican el 22 de febrero. La duda es que si se puede considerar dar a España un año extra o incuso dos para corregir el déficit.

Datos necesarios para tomar la decisión de Bruselas:

Se deben conocer los datos del cuarto trimestre del año pasado, dónde están los Estados miembros, por lo que se refiere a los resultados presupuestarios del año pasado, y saber mejor cuál es la previsión de crecimiento de 2013.

De esa forma, se podrá juzgar mejor qué tipo de recomendación política, en línea con el Pacto de estabilidad y su aplicación inteligente, pueden dar a todos los Estados miembros de la UE, incluyendo España.

Plazo extra para España:

Debemos recordar que a iniciativa de la Comisión, se ha dado un año extra a España, de 2013 a 2014, para cumplir su objetivo fiscal del 3%. Tras esta última revisión, España se comprometió a reducir el déficit al 6,3% en 2012 y al 4,5% en 2013.

El esfuerzo de consolidación de cada país se especifica en términos estructurales, es decir, eliminando los efectos del ciclo y de las medidas no recurrentes en el presupuesto. Si el crecimiento se deteriora inesperadamente, un país puede recibir tiempo extra para corregir su déficit excesivo, siempre que haya cumplido el esfuerzo fiscal acordado.

Países en buena mira:

Se ven signos de estabilización en países como España o Italia, que se reflejan en la caída de sus costes de financiación, pero se reclama proseguir con las reformas para consolidar la recuperación. Los indicadores de sentimiento económico han mostrando signos de estabilización, y la confianza en los mercados financieros está creciendo considerablemente, por lo que es positiva la situación para España.

El retorno de la confianza se debe a la  actuación determinada a nivel europeo y de los Estados miembros y al programa de compra de deuda anunciado por el Banco Central Europeo (BCE). En España, las exportaciones aumentaron casi un 20% en términos reales entre 2009 y 2011.

¿Qué pasara en los próximos meses?

Los próximos meses todavía serán difíciles porque la economía sigue débil y los ciudadanos continúan sintiendo el impacto de la crisis. Se espera que Europa vuelva al crecimiento sólo gradualmente a lo largo de 2013, y la recuperación se hará más fuerte a medida que avancemos hacia 2014.

No debemos descuidar el paro en la eurozona que ha alcanzado un máximo histórico del 11,8%, pero con fuertes divergencias entre el 4,5% en Austria y el “totalmente inaceptable 26% en España.

Es importante que la actuación política siga siendo determinada y coherente. Se debe proseguir el reequilibrio y la reforma de nuestras economías, para lograr crecimiento, competitividad y empleo.

A tener en cuenta…

Las prioridades para 2013 de la eurozona deben ser: mantener el ritmo de las reformas económicas, mejorar la competitividad de la industria con acuerdos comerciales con terceros países, impulsar la inversión productiva, proseguir con la consolidación fiscal y completar la reforma de la unión monetaria.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *