Publicidad

Cae el Deficit comercial

Para aquellos interesados por el déficit comercial, debemos decir que cae el 25,1% al mejorar la exportación, es decir, casi todos los sectores económicos, menos el del automóvil y las semimanufacturas químicas, incrementaron sus exportaciones.

Si analizamos meses anteriores, el déficit comercial acumulado hasta septiembre se situó en 26.564 millones de euros, un 25,1% menos respecto al registrado en el mismo periodo de 2011, lo que ha sido posible por el dinamismo de las exportaciones en estos nueve meses.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Economía y Competitividad, las exportaciones crecieron el 3,7% y sumaron 164.027,5 millones de euros, mientras que las importaciones disminuyeron el 1,6% y alcanzaron un valor de 190.591,5 millones.

La tasa de cobertura, es decir, el porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones, se situó en el 86,1%, 4,4 puntos más que la registrada entre enero y septiembre de 2011.

Déficit Energético:

El déficit energético aumentó hasta septiembre el 14,3%, a 35.407,6 millones, y sigue siendo la principal causa del desequilibrio de la balanza comercial, ya que sin tener en cuenta la factura de la energía se registró un superávit de 8.843,6 millones. El saldo con la Unión Europea, principal socio comercial de España, registró un superávit de 8.107,8 millones, dos veces y media superior al del mismo periodo de 2011.

Exportaciones:

Casi todos los sectores económicos, menos el del automóvil y las semimanufacturas químicas, incrementaron sus exportaciones durante los nueve primeros meses del año. Los sectores más dinámicos fueron el de la energía y los alimentos, cuyas ventas al exterior crecieron el 15,2% y el 10,9%, sobre todo por el aumento de la exportación de gas, y de carne y bebidas.

Las exportaciones del sector automóvil descendieron un 11,3% de media, con caídas del 15,3% en la rúbrica de vehículos terminados y del 2,7% en la de componentes. Los bienes de equipo, que constituyen el principal sector exportador, sólo aumentaron las ventas un 0,5%.

Importaciones:

En lo que respecta a la importación, las compras disminuyeron con carácter general, salvo las de petróleo, gas, carbón y electricidad, y frutas, legumbres y bebidas. El principal sector importador fue el energético, que aglutinó un cuarto de todas las compras que se realizaron en el exterior, fundamentalmente por el petróleo, cuya importación subió un 12,8%.

Por el contrario, se destaca el retroceso del 13,8% de la importación de bienes de consumo duradero como electrodomésticos o muebles, y del 9% de bienes de equipo, consecuencia de la caída del consumo de las familias y del recorte de la inversión empresarial.

Superávit comercial:

Por áreas geográficas, destacó el superávit comercial con la zona del euro de 5.281,6 millones, más de cuatro veces superior al de un año antes. Las exportaciones dirigidas a la UE (64,9% del total) disminuyeron el 1%, en tanto que las ventas a la zona euro (49,9% del total) descendieron un 1,6%.

Las exportaciones dirigidas a Francia (primer país de destino) cayeron el 2,9%, mientras que las ventas a Alemania (segundo destino) crecieron el 6,9%. Del resto del mundo destacó el auge de las ventas a África, que aumentaron el 28,8% y donde el principal destinatario fue Marruecos.

La mayor parte de las importaciones también procedió de los países de la UE y cayeron el 5,9%. Las compras a Alemania y Francia decrecieron el 10,6% y el 5%, respectivamente. Por el contrario, crecieron las compras a las primeras economías de América Latina y África, el 35,3% y el 17,2%, respectivamente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *