Publicidad

Cae la recaudacion por impuestos

España registró una de las mayores caídas de ingresos por impuestos de la UE, esto se debe a que los ingresos procedentes de impuestos se desplomaron del 38% al 32,4% del PIB en sólo cinco años.

España es uno de los países de la Unión Europea (UE) en los que más cayó la recaudación por impuestos. Los ingresos procedentes de impuestos, incluidas las cotizaciones a la seguridad social, sumaron 345.021 millones de euros en España, el 32,4 % de su Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone un descenso del 0,7 % respecto al 33,1 % de años anteriores.

PIB de Grecia:

Grecia (con unos ingresos equivalentes al 33 % del PIB y un descenso del 1,3 %), Letonia (26,4 % y 1 %, respectivamente) y Suecia (44,9 % y 1 %) sufrieron mayores retrocesos.

Estos datos contrastan con la tendencia registrada tanto en el conjunto de la zona del euro como en la Unión Europea, donde la recaudación aumentó el 0,5 % y el 0,4 % del Producto Interior Bruto, respectivamente. Con este incremento, las recaudaciones por impuestos alcanzaron en 2011 el 40,8 % del PIB en los diecisiete socios que comparten la moneda única y el 40 % en el conjunto de la UE.

En ese año, este tipo de ingresos supuso cerca del 90 % de las entradas totales en las arcas públicas de los países europeos. Desde el inicio de la crisis, España es el segundo país en el que más han caído los ingresos de la recaudación de impuestos, solo por detrás de Bulgaria.

En 2007, este tipo de ingresos alcanzó el 38 % del PIB, lo que comparado con el dato de 2011 supone un descenso de 5,6 %. El aumento de los ingresos por impuestos en 2011 en el conjunto de la UE y de la zona del euro se debe al alza de las aportaciones de los gravámenes directos e indirectos, mientras que las cotizaciones a la seguridad social no registraron prácticamente cambios.

PIB España:

En concreto, los impuestos a la producción y a las importaciones representaron el 13,4 % del PIB, lo que en parte es debido a la subida del IVA en varios países europeos. La proporción de gravámenes a los ingresos, la riqueza y similares llegaron al 12,6 % del PIB, lo que supone un ligero repunte tras la tendencia a la baja registrada entre 2007 y 2010.

No todas son malas noticias, ya que del volumen total de la deuda colocada en los primeros compases de este año, más de la mitad (cerca de 8.000 millones) corresponde al sector privado, que no ha dudado en utilizar la tregua inversora y la significativa relajación de la prima de riesgo española para recabar financiación en los mercados mayoristas y contrarrestar así la persistente sequía crediticia, en algunos casos a precios incluso más atractivos que los pagados por los bonos soberanos.

Telefónica, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Popular, Gas Natural y Red Eléctrica configuran el listado de empresas que han apelado a la inversión en este arranque de ejercicio; un listado de emisiones que no ha parado de crecer en los últimos días y que, previsiblemente, seguirá ampliándose en próximas fechas.

Además Banco Popular emitió otros 500 millones de euros en cédulas a seis años, aprovechando el renovado interés mostrado por los grandes inversores internacionales por la deuda hipotecaria española.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *