Publicidad

Cerrar las importaciones promueve la fuga de divisas

Como hemos escuchado siguen los rumores de mayores restricciones a las importaciones en Argentina. Es paradójico que la Presidenta esté en Toronto en la reunión del G20 donde se concentra el 85% del PBI mundial y se firma una declaración en que los países se compromete a no poner trabas al comercio internacional.

El dato de las importaciones de mayo creciendo un 72% respecto a mayo del 2009 puso en alerta al gobierno nacional. Lo que preocupa es que el superávit de dólares que genera el comercio internacional esté disminuyendo por las importaciones y se suponen que manteniendo las exportaciones el superávit de dólares crecerá.

De hecho la Presidenta afirmó que la Argentina necesita la sustitución de importaciones para lograr un fuerte envión para las exportaciones con valor agregado y más mano de obra.

Importaciones en los primeros 5 meses del 2010

El total de importaciones de bienes de consumo final representan sólo el 12%. El rubro principal son bienes intermedios con casi un tercio del total, es decir, importan bienes necesarios para producir otros bienes, paradójicamente muchos de ellos de exportación, como el caso de las autopartes de los autos que se exportan a Brasil.

Después le siguen los bienes de capital y las piezas de bienes de capital, que representan necesidades de mantener el nivel de producción (piezas) e incrementarlo (bienes de capital), por lo tanto son necesarios para poder seguir creciendo y produciendo.

Finalmente vehículos que, por supuesto, complementan la oferta local y la energía que se necesita también para mantener el nivel de actividad.

Por lo tanto, cuando se quiere restringir importaciones para tener dólares, estamos hablando de frenar insumos intermedios, de tener menos bienes de capital, de menos combustible. Si llevamos las importaciones de bienes de consumo a 0, sólo disminuiría en un 12% y esto no soluciona la caída del 25% en el superávit comercial de entre el 2010 y el 2009..

Del 44% que subieron las importaciones en los primeros 5 meses del 2010 respecto al 2009, los bienes de consumo subieron sólo un 23%. Lo que más subió son vehículos automotores con un 90%, pero eso está dentro de los acuerdos automotrices con Brasil, donde se importa mucho pero se exporta mucho.

Les sigue combustibles y lubricantes casi a ese nivel los bienes de capital. Entonces, el 12% de los bienes de consumo ya significa una disminución en el total de las importaciones.

No queda claro cual es el beneficio de seguir generando conflictos con países amigos cuando hablamos de montos insignificantes de las importaciones.

Si se quieren tener mas dólares, lo que hay que hacer es exportar más y no restringir la importaciones. Ellas sólo acompañaran el crecimiento y la inversión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *