Publicidad

¿Cuánto cuesta fabricar un billete de euro?

Todo en esta vida tiene un precio, y los billetes de euro que utilizamos cada día no son menos. La fabricación de cada uno de los billetes que pasa por nuestros bolsillos, le cuesta al Banco de España entre 6 y 8 céntimos de euro, independientemente de su valor.

La fabricación de euros está repartida por todos los países que tienen el euro como moneda única, y en España aproximadamente se fabrican unos 6.000 millones de billetes y monedas y que están distribuidos por toda la Eurozona. A finales de diciembre de 2010, había en circulación 14 miles de millones de billetes.

fabricación billetes

En este número se incluyen los depositados en entidades de crédito como ahorro. En febrero de 2007 había en circulación en la Eurozona 622.091 millones de euros, repartidos entre 604.216 millones de euros en billetes (15.000 millones de billetes) y 17.875 millones de euros en monedas (52.000 millones de monedas). Un crecimiento muy grande durante los últimos años.

¿Quién produce los billetes?

Desde 2002, los billetes en euros los han producido los bancos centrales nacionales (BCN) de la zona del euro. Cada banco central es responsable de esta fabricación y asume los gastos de la producción total de todas y cada una de las denominaciones de estos billetes. Esta producción anual, se calcula en base a los aumentos de la demanda que se esperan, incluyendo los picos estacionales, y por supuesto un porcentaje para adaptar billetes que no sean aptos. Estos billetes no aptos, son aquellos que están deteriorados o manchados. Se destruyen y se sustituyen por unos nuevos.

También se fabrican para hacer frente a aumentos inesperados de la demanda. Las previsiones de estos volúmenes de fabricación, las elaboran los propios bancos centrales nacionales, junto con el informe realizado por el BCE. Y se calculan no solo para un año, sino para varios. Estos informes y cifras estipuladas, deben ser aprobadas por el Consejo de Gobierno del BCE.

La Real Fábrica de Moneda y Timbre ha emitido, desde 1999, unos 3.000 millones de billetes y 9.000 millones de monedas de euro.El consejo de Gobierno del BCE es quien tiene la potestad de decidir el volumen de billetes de euros que se emiten cada año y qué billetes emite cada país. Posteriormente los bancos centrales nacionales son los encargados de ponerlos en circulación. Además cada país se “especializa” en la fabricación de billetes de un determinado valor,en España se fabrican billetes de 5, 20 y 50 euros.

Otros quince bancos nacionales europeos emiten moneda, cada uno de ellos “especializado” en billetes de un determinado valor. Una vez acabada su vida “útil”, las monedas y billetes son retirados de la circulación por el Banco de España y sustituidos por otros en perfecto estado.

billetes de euro

Tras la introducción del efectivo en euros en 2002, el valor y el número de billetes se ha incrementado de forma constante. En octubre de 2008 tuvimos un incremento tras el colapso de Lehman Brothers y el empeoramiento de la crisis financiera. Muchas personas retiraron dinero de sus cuentas de ahorro. Por ello el valor de los billetes en euros que estaban en circulación en octubre de 2008 registró un importante aumento incrementándose en unos 35-40 miles de millones de euros.

En 2009 la situación volvió a normalizarse, pero los billetes adicionales que entraron en circulación en 2008 no han sido devueltos aún a los bancos centrales nacionales de la zona del euro. Esto indica que tanto los residentes en la zona del euro como los de otros países los conservan en su poder.

A final de 2010, había en circulación 93 miles de millones de monedas, con un valor de 22 miles de millones de euros. La proporción de monedas de bajo importe (1, 2 y 5 céntimos) ha aumentado constantemente y representa aproximadamente el 60% de las monedas en circulación.

Los billetes en euros son empleados también por personas que viven fuera de la zona del euro. El euro es una moneda internacional y por ello algunos billetes salen y se mantienen fuera de la zona del euro.

Entre un 20% y un 25% de los billetes en euros en circulación están en manos de no residentes en la zona euro. La demanda creció notablemente en los países del este de Europa no pertenecientes a la UE, cuyas monedas nacionales se depreciaron frente al euro.

A continuación el BCE nos proporciona un cuadro sobre los países que fabrican cada uno de los billetes de euro.

fabricación billetes de euro

Actualmente nos encontramos en una situación de depreciación del euro. Esto provoca un aumento del uso de nuestra moneda, así como el abaratamiento de los costes y un aumento más que considerable de las exportaciones y de las inversiones extranjeras. El volumen de intercambio del euro es mayor que antes, y con ello va a aumentar también su seguridad, gracias a los nuevos billetes puestos en circulación de la “serie Europa. Actualmente de 5, 10 y 20 euros, pero que se irán cambiando progresivamente. El próximo será el de 50 euros.

El nuevo billete de 50 euros, que pertenece a la ‘serie Europa’, se pondrá en circulación a partir del próximo mes día 4 de abril. Es uno de los billetes más usados por los ciudadanos europeos. Concretamente, el 45% de los billetes utilizados son de este valor. Al igual que el resto de billetes de la serie, ya en circulación, el diseño es similar al anterior pero se han incluido importantes modificaciones para una mayor seguridad y mayor dificultad a la hora de falsificarlos.

¿Cuántos billetes falsos se retiran? ¿Por qué?

El Banco Central Europeo retira , cada año, miles de billetes de todas las denominaciones. Y no solo por que sean falsos, también por estar excesivamente usados, rotos y dañados. El año pasado, el BCE retiró 684.000 billetes falsos. No obstante, cabe señalar que ha sido un 24% menos que el año anterior, cuando se retiraron más de 800.000 billetes, lo que significa que las nuevas medidas de seguridad están siendo efectivas.

Antes de poner en circulación los billetes de 20 euros de la ‘serie Europa’, el billete de esta denominación era el más falsificado pero, tras las nuevas medidas de seguridad como la marca de agua, o las grabaciones en varios colores, el billete de 50 euros ha pasado a ser el más falsificado. Si durante los años venideros, el billete de 50 euros deja de ser el más falsificado, supondrá, de nuevo, que las medidas son efectivas ante la falsificación.

Como es lógico, el mayor volumen de billetes falsificados se encuentra en Europa. Después de los billetes de 20 y 50, la siguiente denominación más falsificada es de 100 euros, un 9,7% del total. Después le sigue la denominación de 500 (4,9%), la de 10 (3,7%), la de 5 (0,8%) y la de 200 (0,6%).

Un 93,6% de los billetes han sido retirados dentro de los países de la zona euro y el resto en Estados miembros de la UE , un 5,4%, y en otros lugares del mundo un 1 %.

¿Qué impacto medioambiental tiene la fabricación de los billetes de euro?

El BCE, es una institución que tiene una gran conciencia ecológica, y dada la elevada fabricación en cuanto a volumen de billetes de euro, son muchos los estudios realizados para que este proceso sea lo menos contaminante posible, y utilice los recursos naturales de una modo prudente, para mantener la calidad y proteger el medio ambiente.

Los billetes de euro, como sabemos tienen un ciclo de vida, y en el año 2003 se realizó un informe para determinar el impacto de los billetes de euro y cómo se podría mejorar el proceso de fabricación. Los billetes son unos productos de uso cotidiano, y se pueden comprar perfectamente con otros productos o servicios del día a día, como sería el impacto que tiene el coche privado o encender una bombilla de 60W.

La evaluación concluyó que el impacto ambiental durante el ciclo de vida completo equivale a la conducción de un ciudadano europeo que conduce más de un kilómetro más o a dejar una bombilla de 60W encendido durante medio día. Debemos saber que el ciclo de vida de los billetes va desde la producción pasando por el almacenamiento y la circulación hasta el tratamiento al final de su vida útil.

Se utilizaron datos de un total de 31 proveedores en la cadena de suministro de billetes en euro, así como datos específicos sobre las materias primas utilizadas así como otros informes sobre producción de electricidad o el transporte. Se basaba en la producción de billetes en el 2003, que llegó a 3 mil millones en todas las denominaciones con un peso total de 2.500 toneladas.

¿Influye en la salud y seguridad?

Se puede afirmar que los billetes de euros son totalmente seguros, ya que se han realizado pruebas que lo confirman y en las que se cumplen todas las normas que ha impuesto la UE, en relación a algunas sustancias químicas necesarias para la realización de los billetes de euro. Hay que señalar que todas y cada una de estas sustancias del billete, están en unas cantidades muy pequeñas, y muy poco concentradas.

fabricación billetes

Antes de la puesta en circulación de esos billetes, se han realizado ensayos reales , que puedan determinar los riesgos de estos billetes, como alergias, irritaciones, toxicidad, etc. Los resultados por tanto de estos ensayos, determinan que los billetes de euro no presentan ningún riesgo para la salud, ni los se la primera serie, y por supuesto tampoco los de la nueva Serie Europa, que se está poniendo en circulación en la actualidad de una forma progresiva.

Estos análisis, incluyen muestras representativas, en las que no existían sustancias peligrosas ni en los billetes de euro ni en las monedas, y de haberlas, en concentraciones muy bajas que no afectan a productos alimenticios o al día a día en productos diarios que estén en contacto con el cuerpo humano.  Desde 2001, el Eurosistema ha estudiado una gran variedad de sustancias.

Concretamente, en febrero de 2002, la revista alemana ‘Öko-Test’ publicó un artículo de la presencia de compuestos orgánicos de estaño en los billetes en euros. Son las siguiente:

  • 690,0 mg / Kg monobutilesta~no (MBT)
  • 29,5 g / Kg de dibutilestaño (DBT)
  • 7,5 mg / Kg de tributilestaño (TBT)

Se ha llegado a la siguiente conclusión. Una persona que pesa 75 kg tendría que consumir varios miles de billetes de euro todos los días para poder absorber una cantidad considerable de alguna de estas sustancias, y que estas influyan en su salud. A pesar de que esta hipótesis no es realista, el BCE decidió, que el TBT fuera eliminado de todas las materias primas utilizadas para la producción de billetes en euros con el fin de evitar cualquier preocupación pública por tener estos elementos tóxicos cerca.

Publicaciones sobre sustancias y retirada

Algunas publicaciones de prensa en el 2003 indicaron que los billetes se imprimieron en papel que contiene una alta concentración de fibras de algodón las cuales han sido modificadas genéticamente. Los billetes se imprimen en papel con un 100% de celulosa. Estas fibras de algodón son utilizadas para la producción textil de todo el mundo, para nuestra ropa del día a día. Todas las fábricas de papel que intervienen en la producción de los billetes utilizan el algodón como materia prima.

fabricación billetes euro

Sin embargo, el proceso de producción de billetes de euro implica varios tratamientos físicos, pero los análisis detallados de laboratorio que se han llevado a cabo, han demostrado que los billetes de papel de billetes en euros y el euro no contienen ninguna estructura modificada genéticamente.

Un banco central nacional del Eurosistema fue contactado en 2003 por una posible reacción alérgica a la colofonia: una sustancia supuestamente presente en los billetes en euros. La colofonia es una sustancia utilizada para mejorar las características de impresión de papelería y del propio papel de impresión. Unas pruebas de laboratorio posteriores confirmaron que no hay ninguna indicación de que la colofonia está presente en los billetes en euros.

Un banco central nacional del Eurosistema se puso en contacto en 2005 con respecto a una posible reacción alérgica a la p-fenilendiamina presente en los billetes en euro. se utiliza p-fenilendiamina, entre otras cosas, como un compuesto de tintes para el cabello y henna.

Algunas pruebas de laboratorio indicaron una concentración máxima de p-fenilendiamina en los billetes de euro de unos 0,182 mg / kg, es decir, 1 sobre 300.000 respecto a la concentración máxima permitida por la legislación de la UE y que se aplica a los cosméticos. El estudio confirma que la presencia de una pequeña concentración de esta sustancia excluiría cualquier impacto en la salud pública.

Un banco central nacional del Eurosistema recibió una notificación por una posible reacción alérgica al glutaral (glutardialdehıdo) que está supuestamente presente en los billetes en euros. El glutardialdehído se utiliza como desinfectante y  aditivo en los conservantes. Una intensa investigación concluyó que no había evidencia de la presencia de glutaral en los billetes en euros.

En 2002, se detectó una posible reacción alérgica al sulfato de níquel presente en los billetes de euros. Debido a la estructura química de níquel y a sus productos derivados, un análisis específico de sulfato de níquel es muy difícil, pero se realizó un análisis general. La concentración total detectada en los billetes de banco fuera de circulación fue de 2,4 mg por kg de billete. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado una ingesta diaria tolerable de 0.005 mg de níquel por kg de peso corporal por día. Es una indicación muy estricta, pero que significa que una persona que pesa 75 kg podía comer más de un centenar de billetes de euros todos los días y la cantidad de níquel en general ingerido todavía estaría por debajo de la ingesta tolerable.

Las últimas medidas

No contentos con todas estas medidas, y con la desestimación de todos los posibles efectos de las sustancias que hay en los billetes de euro, el BCE pretende profundizar más en su compromiso medioambiental, y desarrolla en la actualidad sistemas de seguimiento muy estrictos.

billetes de euro

El primero es un sistema de gestión ambiental basado en la norma ISO 14001 en relación a la cadena de suministro de los billetes completa. El BCE además  desarrolla este sistema en cooperación con la industria de producción de billetes.

Por otro lado, está presente un segundo sistema abarcará los aspectos de salud y seguridad relacionados con la fabricación y el uso de los billetes de euro. Este sistema no solo se basa en las normas de la UE, también se basa en las normas internacionales de común acuerdo. Ambos sistemas se aplican plenamente en los sitios de producción desde el año 2010. Por supuesto esta instalación es de precaución, y son sistemas muy supervisados. En ellos se incluyen los últimos avances respecto al medio ambiente y la salud, aplicando en la fabricación de billetes de euro todas las normas posibles.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *