Publicidad

¿Es posible ahorrar en los aeropuertos?

Los aeropuertos, a pesar del dutty free pueden ser algo más caro que cualquier otro lugar. Desde los comercios, sobre todo los de comestibles, saben que los pasajeros no tienen otro lugar donde comprar, por lo que se verán obligados a adquirir comida, bebida, revistas e incluso ir de compras.

Aunque no sea habitual, en la mayoría de los aeropuertos sale más rentable comprarse un menú, que algo de picar en una tienda que no sea restaurante o cafetería. La clave darse una vuelta y comparar precios. Tanto los que viajan muy asiduamente como los que no, puede encontrar algunos trucos para ahorrar en el aeropuerto.

viajes

 

Si ya hemos pagado suficiente por le billete, o si por el contrario hemos estro buscando la mejor oferta porque queremos gastar cuanto menos mejor, no viene mal conocer algunos trucos de los viajeros más experimentados. Desde entrar a la zona VIP, hasta dormir en el aeropuerto son algunos de ellos.

1. Dormir en el aeropuerto

Algunos piensan que dormir en el aeropuerto puede ser peligroso por miedo a los robos o incómodo. Nada más lejos de la realidad, ya que la mayoría de los aeropuertos tienen asientos unidos, que podremos utilizar de cama, así como rincones o mesas que nos harán de cama momentáneamente. Podemos consultar incluso un ranking online de los mejores aeropuertos para dormir, a ver si con suerte es el nuestro.

2. Zona VIP

Hay mucha gente, que desconoce que los pasajeros VIP puede llegar en alguna ocasión con acompañante que aunque no tenga billete VIP, puede entrar con el a la zona de descanso y aprovecharse de estas ventajas. No todas las compañías ofrecen este servicio, pero si encuentras a algún conocido, o tienen el atrevimiento de preguntar a alguien que entre, no desaproveches la oportunidad de comer gratis, e incluso dormir cómodamente hasta que salga el avión.

3. Solicitar asistencia

Muchas veces, viajamos con la familia, con niños o incluso con mayores. Algunos aeropuertos y compañías, ofrecen lugares para que los niños se entretengan y ponen a disposición del cliente una silla de ruedas, o incluso el traslado de equipaje.

Por supuesto, medir la maleta y comprobar que no llevamos líquidos de más de 100ml en la bolsa de mano, además de cumplir todas las normas, nos ayudará a agilizar el paso de seguridad, así como el check-in o el billete en el smartphone que solo deberemos pasar por una pantalla. A pesar de no poder pasar botellas de agua o refrescos, si es posible hacerlo con comida o con botellas de menos de 100ml, como serían las pequeñas de licor. Si nos gusta tomarnos una copa en el viaje, nos ahorraremos unos cuantos euros, que si lo pedimos en el mismo avión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *