Publicidad

Evolución de la Economía Global

Estos últimos años, hemos vivido una crisis financiera global sin precedentes. Donde el crecimiento económico mundial llegó al cero. Aún así, se pueden destacar algunas economías como China y otros mercados emergentes, que añaden lo que los países ricos pierden, es decir más de un 1,5% si hablamos en términos de la paridad de poder adquisitivo. Lo que el resto del mundo pierde, ellos lo gana.

Ahora, las cosas han cambiado. El crecimiento global en algunos países, y en la economía global en su conjunto ha llegado a más del 3%, estimado por organismos internacionales. Por ejemplo, las previsiones del Fondo Monetario Internacional, concretamente de aquí a 5 años, ofrecen un potencial de crecimiento importante. La mayoría de las economías que cayeron, están en procesos de expansión.

globalizacion

El equilibrio entre los países también ha cambiado. En la década de 1980 Estados Unidos y el “mundo rico” contribuyeron al crecimiento del PIB mundial el doble que China y el mundo en desarrollo. Por la década de 2000 esto cambió. En los años previos a la crisis, China y las economías emergentes fueron sumando hasta tres veces más en la producción mundial cada año.

Y en los últimos cinco años, la brecha se ha reducido de nuevo. La contribución del mundo rico al crecimiento mundial se ha recuperado, aunque solo en un 1%. Mientras tanto la contribución del mundo emergente ha caído drásticamente, del 4% al 2,5%.

Todo esto ha hecho mella en la esperanza de que las economías emergentes podrían apuntalar el crecimiento global. China, con mucho el mayor contribuyente mundial, está mostrando signos de desaceleración. Claro ejemplo es la devaluación que han hecho en su moneda hace días.

Otros aspirantes a ser potencias de la década de 2000, como Brasil y Rusia, se han paralizado por la caída de los precios del petróleo y el estancamiento político. La suma del PIB global de cada país, por supuesto no es lo mismo que el impacto que tiene y el impulso que da a la economía. Pero si lo relacionamos con los datos de hace 5 años, y las esperanzas que había puestas en ellos, están sin duda en un embotellamiento, del que no será fácil salir.

Quizás te interesa:

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *