Publicidad

Federalismo presupuestario

Para hablar del Federalismo presupuestario que se propone para la zona euro es necesario entender el significado de dicha expresión.

El federalismo es una doctrina política que busca de una entidad política u organización esté formada por distintos organismos (Estados, asociaciones, agrupaciones, sindicatos) que se asocian delegando algunas libertades o poderes propios a otro organismo superior, a quien pertenece la soberanía y que conservan una cierta autonomía, ya que algunas competencias les pertenecen exclusivamente.

Prácticamente es un sistema político en el cual las funciones del gobierno están repartidas entre un poder central y un grupo de estados asociados. Para entender mejor el federalismo existen cuatro características esenciales, así como principios y procesos operacionales que son comunes en un sistema federal:

a) Constitución escrita. También conocida como carta magna, una necesidad de las democracias que forman federaciones para regular los principios por los que se regirá el gobierno, pues si estas tuvieran que actuar sin un cuerpo de leyes específico produciría enfrentamientos.
b) División territorial del 1870. El federalismo está constituido por la división de poderes sobre la base geográfica de cada territorio.
c) Descentralización. En un sistema federal existe tanto un gobierno central como unidades de gobierno inferiores al central, tomando decisiones cada uno respecto a la provisión de ciertos servicios públicos en sus respectivas jurisdicciones geográficas.
d) Suprema Corte de Justicia. Para contrarrestar la rigidez de la constitución escrita, se requiere la acción judicial para que interprete dicha constitución y se puedan efectuar cambios necesarios.

Conociendo el significado del federalismo, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), apostó por un federalismo presupuestario entre los miembros de la zona euro para evitar futuras crisis. Para ello es necesario destacar también a los positivos avances de países rescatados como Portugal. Con dicho ejemplo hay que ser moderadamente optimista sobre la economía mundial durante 2013, a pesar de los riesgos para poder salir adelante.

Sabemos que Portugal no seguirá el camino de Grecia, además Lisboa ya ha cumplido dos tercios del programa a cambio del cual recibe 78.000 millones de euros de la UE y el FMI desde mayo del 2011. Por esa razón hay que aplaudir en cierta forma, la valentía y la firmeza de las autoridades portuguesas por la aplicación de draconianas medidas económicas con el objetivo de reducir bruscamente el déficit público.

Ahora bien, ni Portugal ni Irlanda querrán las mismas condiciones financieras dadas a Grecia, recientemente suavizadas. Estas condiciones específicas para Grecia están asociadas a un nivel de confianza de los inversores y a un escrutinio reforzado de los acreedores.

Federalismo presupuestario para la zona euro:

Deben de darse pasos para realizar una unión bancaria y presupuestaria en la zona Euro para evitar otras crisis que desemboquen en un futuro federalismo presupuestario. En algún momento, siempre que los socios estén confortables y hayan probado su determinación, el movimiento debe de ser en ese sentido.

Además el lanzamiento del Outright Monetary Transactions (OMT), el programa de compra de bonos para países con problemas, fue muy eficaz si se tiene en cuenta la relajación de los “spread” (diferenciales) de países como España o Italia registrada en los últimos meses.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *