Publicidad

Grecia y el FMI

Primer huelga general en el Gobierno de Papademos

El Gobierno griego de unidad nacional liderado por Lucas Papademos ha afrontado su primera huelga general en protesta por las políticas de austeridad para sanear la endeudada economía.

Los principales sindicatos del país -la Confederación General de Trabajadores (GSEE), presente en el sector privado, y la Confederación de Asociaciones de Funcionarios (ADEDY)-, que en total representan a unos dos millones de afiliados, protestan por la reducción de los salarios y las pensiones, los despidos masivos de funcionarios mediante su pase a la reserva, el aumento de los impuestos indirectos y el desempleo.

En la huelga, que ha sido la séptima en lo que va de año, dejaron de funcionar todos los servicios de la administración pública y municipal, incluídas las empresas de electricidad y comunicaciones, mientras que los hospitales trabajaron sólo en casos de urgencias.

Las escuelas y universidades, así como los tribunales, también se unieron al paro de 24 horas. En el caso del transporte, los ferrocarriles, los transbordadores de pasajeros y la marina mercante pararon durante todo el día.

El FMI considera primordial el acuerdo Grecia-Bancos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) condiciona una salida de la crisis griega al éxito del acuerdo que Grecia está negociando con los acreedores privados para reducir en un 50% la deuda pública del país en manos de estos, según el diario griego Ethnos, que cita un informe del directivo del Fondo Poul Thomsen.

Según Ethnos, Thomsen señala que “preocupa el resultado” de esta operación, que debe condonar unos 100.000 millones de deuda griega, previsto en el plan para reducir la deuda del país elaborado por la zona euro a finales de octubre.

“Pero hay que subrayar que las decisiones del 26 de octubre (en la cumbre de Bruselas) constituyen una respuesta a los desafíos a los que se enfrenta Grecia y deben ser aplicadas a cualquier precio” prosigue el texto, según el diario.

“Las autoridades griegas y europeas deben hacer todos los esfuerzos posibles para lograr este objetivo”, insiste Thomsen, que representa al Fondo Monetario Internacional en el seno de la troika, la delegación tripartita, junto a la Comisión y al Banco Central Europeos, encargada de mantener a Grecia en el camino de la austeridad a cambio de ayuda financiera.

Este informe, según Ethnos, ha de ser analizado por el Consejo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que debe desbloquear una nueva inyección de capital para Atenas, en el marco del crédito de 110.000 millones de euros concedido al país en mayo del 2010.

Aunque se negó a dar detalles sobre las negociaciones que realizan desde el lunes pasado con la Organización Financiera Internacional (IIF), el primer ministro griego, Lucas Papademos, subrayó el viernes que se trata de una “negociación compleja” en la que las partes tienen una visión diferente de la base legal de los acuerdos que se deben alcanzar para borrar la deuda.

Del éxito de la operación, cuya conclusión es esperada para enero del 2012 por Atenas mientras que el IIF no excluye que se pueda prolongar más allá, depende el presupuesto para 2012 que el Parlamento griego.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *