Publicidad

Importancia del mercado eurodólar sobre la libra esterlina

A lo largo de la década de 1960, la gestión de la libra esterlina ha sido una preocupación central de los gobiernos británicos. Esta preocupación determina en gran medida la forma en que Gran Bretaña considera el mercado euro-dólar, ya que el gobierno se ve afectada constantemente por las presiones del uso internacional de la libra esterlina puesto en la economía británica. El objetivo principal de los gobiernos británico para evitar una crisis financiera por cualquier medio posible, en los que la gestión de la libra esterlina era estar en el centro de gobierno de Gran Bretaña. En otras palabras, la tensión de la zona esterlina coincidió con la estrategia del gobierno para lograr el crecimiento económico.

Las políticas gubernamentales y las presiones de la libra esterlina

La presión en la libra esterlina deriva del déficit estructural en la balanza de pagos de UK. Esto fue reforzado por el flujo de fondos que habían surgido de un aumento en las tasas de interés externas, que actuaron sobre las reservas del UK mediante el fomento de un flujo de salida de los saldos en la zona comercial esterlina, y algunos cambios de fondos en el mercado euro-dólar a cabo de la libra esterlina. En otras palabras, es un régimen de tipo de cambio fijo. Si la confianza en el sistema de la libra esterlina como una importante reserva y de intercambio de divisas ha de mejorar, tiene que evolucionar a medida que el sistema monetario mundial se desarrolla.

El área de la libra esterlina ha ido cambiando a lo largo de la década de 1960. La mayor independencia en la vida política, económica y financiera ha dado lugar a un cuestionamiento de las tradiciones y, en particular, a los vínculos tradicionales con la libra esterlina. La noción de la devaluación, hizo hincapié en qué medida de cambios se habían ido, ya que muchos de los territorios independientes prefirieron mantener el valor de sus monedas en lugar de seguir la libra esterlina.

Había una situación en la que hubo una falta fundamental de confianza en la libra esterlina con el resultado de que muchos comerciantes de la zona esterlina se mostraron en contra de seguir utilizando la libra esterlina como moneda de negociación, a menos que se podría cubrir el riesgo cambiario.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *