Publicidad

La importancia de la Tarjeta Sanitaria Europea

La mayoría de los turistas que viajan a otras ciudades europeas, no tienen en su poder la tarjeta Sanitaria Europea. Las tarjetas que nos acreditan como beneficiarios de la Seguridad Social en España, no son válidas para utilizar en la sanidad pública de otros países, y será necesaria una tarjeta especial, con la que podremos acceder a asistencia médica y a atención hospitalaria, igual que si estuviésemos en nuestro país.

Las diferencias entre la asistencia sanitaria es muy diferente en cada país de la Unión Europea, siendo España uno de los que mejor asistencia ofrece. Esta tarjeta permitirá al ciudadano de la Unión Europea, a recibir asistencia gratuita, o reducir el precio considerablemente en algunos países. Esta tarjeta se puede utilizar en los 28 Estados miembros, y solo podrá solicitarse en el país de origen. La solicitud de la tarjeta se puede realizar por internet, y es totalmente gratuita. Por supuesto, no cubre aquellas consultas o intervenciones programadas en otro país con anterioridad.

países europa

La Unión Europea, pone a disposición de todos los usuarios de la tarjeta Sanitaria Europea, una aplicación móvil, en la que se podrán consultar cómo se utiliza la tarjeta en diferentes países, además de cómo obtener el reembolso de los gastos que hayas podido pagar en la sanidad de otro país. Por supuesto la tarjeta no sustituye a los seguros de viaje, y tampoco hay una aplicación que permita llevar la tarjeta en modo electrónico.

¿Cómo se solicita la tarjeta?

En la página web de la Seguridad Social, deberás rellenar un formulario con tus datos personales, y la tarjeta llegará a tu domicilio en unas 2 semanas. La tarjeta sanitaria tiene una validez de 2 años, y pasado este tiempo no será necesario solicitar otra, sino renovarla. En todas las tarjetas sanitarias aparece la fecha tope de validez.

Para todos aquellos ciudadanos de la Unión Europea, que tengan problemas con la tarjeta sanitaria en el país extranjero, deberán ponerse en contacto con las seguridad social de su país o el organismo pertinente, y en caso de no solucionar el problema, deberán transmitirlo a la Unión Europea por medio de la web SOLVIT, un servicio gratuito que te ayudará a revolver tus problemas dentro de la UE. 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *