Publicidad

La última semana de septiembre para las divisas

Una semana más, tenemos el análisis de las principales divisas del mundo, que esta vez no han tenido cambios significativos, en parte gracias a la ausencia de reuniones de de organismos centrales, y de la estabilidad (relativa) en conflictos entre países. El dólar terminaba la semana subiendo ante el euro, aunque a lo largo de toda la semana no ha tenido clara la tendencia.

Comenzábamos la semana con el dólar bajando ante el euro y el yen sobre todo al conocer un dato peor de lo esperado sobre la evolución del mercado inmobiliario en Estados Unidos. Al terminar el día, un euro se cambiaba a 1,2849 dólares, frente a los 1,2829 dólares del último día de la semana pasada, es decir que por un dólar se pagaban 0,7783 euros.

bolsa

El dólar subió ante el dólar canadiense y el peso mexicano, y bajó ante la libra esterlina, el franco suizo y el yen, el dólar se cambiaba a 108,82 yenes. El dato al que nos referíamos antes es al de las ventas de casas usadas, las cuales bajaron un 1,8 % en agosto y alcanzaron un ritmo anual de 5,05 millones de unidades, el primer descenso de este dato tras cinco meses de subidas.

A mitad de semana, el dólar subió ante el euro y el yen esta vez por un dato de la producción industrial en Estados Unidos, además de los indicadores del estancamiento de la zona euro. Un euro se cambiaba a 1,2848 dólares y por un dólar se pagaban 0,7783 euros. Por otro lado, el dólar bajó ante la libra esterlina y el franco suizo, al contrario que frente al dólar canadiense, el peso mexicano y el yen japonés.

De nuevo explicamos el dato importante del día, siendo la producción industrial de EEUU un 2,1 % más en agosto por el aumento de las exportaciones y el aumento de la productividad y del empleo. Además añadir la menor recuperación económica de la zona del euro, con el indicador de la confianza de los consumidores que bajó un 8 % en septiembre.

Para terminar la semana el dólar subió ante el euro y bajó ante el yen. Un dólar se cambiaba a 0,784 euros, es decir que por un euro se pagaban 1,275 dólares. El dólar también subió antes el dólar canadiense, el peso mexicano, la libra esterlina y el franco suizo, y lo contrario ante el yen japonés. En esta jornada los datos importantes fueron las peticiones del subsidio por desempleo que llegaron al nivel más bajo en 8 años y los pedidos de bienes duraderos a las industrias que bajaron un 18,2 % en agosto.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *