Publicidad

Medidas para afrontar la crisis

Nueva inyección de capital para Grecia

La Comisión Europea ha aprobado temporalmente la inyección de capital de 1.000 millones de euros al Banco Nacional de Grecia (NBG) otorgada en el marco del plan de asistencia a las entidades de crédito de Grecia y que supone la segunda recapitalización de la entidad.

“Esta segunda recapitalización de NBG eleva el montante de ayudas recibidas al 2,1% de los activos de riesgos”, señaló de esta manera la comisión europea, que consideró esta inyección de capital “en línea” con sus directrices sobre ayudas públicas a la banca para superar la crisis, así lo informó la agencia de noticias europapress.

Por su parte, Bruselas ha considerado que la medida está bien enfocada, prevé una adecuada remuneración y está limitada al mínimo necesario. Por consiguiente dicha resolución ha de constituir una fórmula adecuada para remediar las dificultades de la economía griega.

“Esta autorización es temporal y sólo se prorrogará en el caso de que las autoridades griegas remitan un plan actualizado de reestructuración”, afirmó la comisión europea.

Plan de austeridad para Italia

Por otra parte, en Italia, el Senado italiano ha ratificado de forma definitiva el plan de austeridad aprobado por el Gobierno presidido por el primer ministro, Mario Monti, para superar la crisis de deuda que sufre el país.

Por 251 votos a favor y 41 votos en contra, la Cámara alta ha aprobado las medidas que prevén un recorte de 30.000 millones de euros para alcanzar el equilibrio presupuestario en 2013. El llamado decreto ‘Salvar-Italia’ será finalmente ley antes de nochebuena, tras ser sancionado por el presidente de la República, Giorgio Napolitano e informado por europapress.

Dicho decreto no ha sido aceptado por voto unánime, ya que no ha podido contar con el apoyo del partido Italia de los Valores ni de la Liga Norte, que han asegurado que este plan de ajuste es “un robo” y han afirmado que con este decreto “han alargado la agonía de Italia”, según ha explicado el portavoz de la Liga Norte en el Senado, Federico Bricoló.

Además, el portavoz del partido Italia de los Valores, Felice Belisario, ha destacado que este plan es “desequilibrado y depresivo”, durante su intervención en la Cámara Alta antes de la votación.

Por su parte, Monti ha advertido que “no hay crecimiento sin disciplina financiera” y ha explicado que “el aumento de los impuestos es, por desgracia, necesario“, aunque ha precisado que el Gobierno ha intentado que los impuestos se centren “en los patrimonios” para que “participen en el esfuerzo de apoyar la economía italiana”.

Por otra parte, Monti ha insistido en la necesidad de intervenir “en poco tiempo” sobre las liberalizaciones, que en un principio fueron introducidas en el decreto de austeridad del Ejecutivo, pero que finalmente “fueron eliminadas”. “Hemos hecho todo lo posible para finalizar el decreto en sólo dos semanas” ha puntualizado.

Monti ha recordado también que el Gobierno actuará en una segunda fase “sobre el mercado laboral”, que requiere “un mayor diálogo con las fuerzas sociales”, por lo que ha anunciado que se establecerá “una agenda estructurada de encuentros temáticos con los sindicatos”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *