Publicidad

Proyecto PGE

El diputado del PNV quien es Pedro Azpiazu y también fue la persona que pidió hoy al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que abandone su “fundamentalismo financiero” si quiere el apoyo de su grupo a las iniciativas económicas del Gobierno.

Así lo dijo, durante el debate de totalidad del proyecto de ley de los PGE 2013, defendido en el hemiciclo por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Tengamos en cuenta que lo que ha dicho Azpiazu es lo siguiente…“Mientras no compartamos el diagnóstico para la salida de la crisis, el papel de la Unión Europea al respecto, y no abandone su fundamentalismo financiero, ni trate de buscar un consenso entre los grupos de esta Cámara, será muy difícil para nuestro grupo parlamentario apoyarle en las iniciativas económicas que traiga a esta Cámara”.
En su intervención, Azpiazu criticó al Gobierno porque, “amparándose en su mayoría absoluta”, ha decidido “aplicar el rodillo, hacer oídos sordos a las propuestas e ideas de otros grupos parlamentarios y legislar a golpe de Real Decreto-Ley”.

También lo que dijo fue lo siguiente…“Más papistas que el Papa, son incapaces de defender una senda de déficit y consolidación fiscal equilibrada y, recorte tras recorte, reforma tras reforma, nos están llevando a una crisis cada vez más profunda y aguda que luego provoca una rectificación en los objetivos de déficit ante los hechos consumados”.

En opinión de este diputado del PNV, con los PGE 2013 que defendió este martes Montoro, “la economía va a sufrir más y los ciudadanos también”.

Lo que también hizo fue defender que “nuevas reformas y nuevos recortes adicionales, en ausencia de una intervención exterior decidida, léase BCE, UE, Alemania, o la suma de todos ellos, nos pueden llevar a un punto sin retorno y a una crisis económica y social, amén de una profunda crisis del euro y de la propia Unión Europea de consecuencias absolutamente imprevisibles”.

Azpiazu dijo que es necesario el consenso de todos los grupos parlamentarios para trasladar a Europa la preocupación de España ante la situación económica y que actúe cuanto antes. Además lo que dijo…“Mientras ellos se lo piensan, los que vamos al paro somos nosotros” y es necesario “que se pongan las pilas”.

HACE FALTA MÁS GASTO SOCIAL

Esto se trara que sin embargo, el resto de formaciones han apoyado las enmiendas de totalidad presentadas por PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, UPyD, PNV, Amaiur, BNG, ERC, CC-NC, Compromís-Equo y Geroa Bai. Si bien el argumento más generalizado para rechazar los presupuestos es que las previsiones sobre las que se sustentan (PIB, paro, ingresos o exportaciones) no se cumplirán y que las cuentas son irreales y que tendrán que ser modificadas prácticamente antes de su aprobación definitiva.

Además, consideran que llueve sobre mojado, y que los recortes previstos para el próximo año agravarán los ya aplicados en el actual ejercicio, lo que sólo profundizará en la recesión y la destrucción de empleo sin conseguir con ello alcanzar los objetivos de déficit pactados con la Unión Europea.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *