Publicidad

¿Pueden los mercados asiáticos contagiar a todos los mercados del mundo?

Durante las últimas semanas, hemos estado pendientes de China. Tras la devaluación del yuan, son muchos los que se han visto afectados, y sobre todo muchos de todas partes del mundo. Las bolsas se teñían de rojo, y poco a poco comenzábamos a escuchar que al economía china no está en su mejor momento, es más su situación es delicada. Habiendo “retrasado” la salida a la luz de esta situación.

Aún así, estos últimos días, hemos visto como la cosa se ha ido calmando, alejando esos pensamientos de una próxima crisis financiera en todo el mundo, que como hemos dicho caló en los mercados, llevándolos a pérdidas que no se veían desde hace años. Los principales índices norteamericanos y europeos, terminar la semana pasado algo por encima de cómo la habían empezado. Dando síntomas al menos de estabilidad.

banco_china

Pero a pesar de esto, la influencia y las variaciones aún están muy recientes, y muchos se preguntan qué explicación real tiene el colapso mundial que hemos sufrido , por los cambios que ha habido en China. Una situación que no fue tal, cuando las acciones chinas bajaron el pasado mes de junio y también de julio.

Y es que los inversores han sabido desde hace tiempo que China se encontraba en una desaceleración importante de su economía. Entonces, ¿por qué los mercados han tenido ahora esta reacción? ¿No era realmente algo que ya sabíamos? ¿Ha influido algo nuevo que añadir a lo que ya influyó en los otros meses?

Derek Scissors, economista del American Enterprise Institute, tiene algunas teorías. Lo primero de todo, es destacar el índice de Shanghai que ha ganado nueva influencia con los tipos de cambio y, a su vez, sobre la renta variable. Pero los mercados de valores chinos nunca han tenido nada más que influencia indirecta sobre tales cosas, incluso en Asia, por lo que este punto no está nada claro, y tampoco el porqué ha influido más.

Por otro lado, destacamos la administración de Xi Jinping, sus nuevos cambios, y la noticia de la devaluación de su moneda, que pilló a todos desprevenidos. Los líderes chinos parece que no saben lo que están haciendo, aunque desde aquí recuerdan que tiene algo de solidez. Por un lado, si que es posible que los mercados no sepan exactamente qué pasa en China, por lo que han reaccionado así ante la incertidumbre. Y por otro , tenemos la posibilidad de que los mercados estuvieran sobrevalorados, y listos para una corrección que se disparó el “lunes negro”.

Fuente: quartz

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *