Publicidad

¿Qué es un pool bancario?

Una de las acciones más habituales que hacen todas las personas es acudir al banco alguna vez a la semana, o mantenerse en contacto con el mismo a través de su página web. Cada uno llevamos el control de nuestro dinero, y no está de más que sepamos algunas palabras relacionadas.

Una de ellas es pool bancario. Los profesionales de este sector, junto con los empleados y todas las personas relacionadas con bancos, usan esta palabra a diario y lo hacen con todos aquellos que poseen una empresa. Cada vez son más los emprendedores y autónomos que están comenzando nuevos negocios y que al iniciar su actividad necesitan pequeñas ayudas o subvenciones.

Todas las relaciones financieras que tenga cualquier persona física o jurídica, de forma detallada, es lo que conforma un pool bancario. Es decir, son las relaciones que tiene una empresa o persona física para financiarse, lo que se conoce como financiación ajena.

shutterstock_164490407

Un pool bancario es un informe que elabora la empresa y que entrega al banco, con toda la información financiera posible de la empresa en cuestión, concretamente la financiación ajena que recibe. Esto se contratará con las posibilidades de obtener financiación del banco, además de otros datos de interés.

Todas las subvenciones otorgadas, han necesitado previamente un pool bancario que refleje todas las relaciones de ayuda económica que recibe tu empresa. Además es una forma de controlar gastos e ingresos. Gracias a esto el Banco Central o similar podrá controlar todas las posibilidades de financiación de cualquier empresa, y así conceder o no, una subvención.

En el pool bancario tiene que aparecer, además de la entidad que ayuda a nuestra empresa, la cantidad, posibles deudas, etc. El pool bancario también puede pedirse a personas físicas, por ejemplo si ha solicitado cambiarse de banco, el nuevo banco , concretamente un gestor, podría pedir un pool bancario para conocer la situación del futuro cliente.

Un pool bancario puede ser muy ventajoso por una parte, pero también todo lo contrario. Por un lado, el banco tiene total confianza en la persona y/o la empresa, ya que tiene controladas todas las deudas que pueda tener. Aporta transparencia y estabilidad. Por otro lado supone una dependencia de la entidad bancaria, ya que el riesgo se encuentra en una sola. En caso de no tener un pool bancario, y que el banco no controle esta financiación supone una mayor carga administrativa, ya que se necesitan otros medios de comprobación.

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *