Publicidad

¿Qué pasa con las tasas de interés en EEUU?

Desde hace ya muchas semanas, todos los mercados están pendientes de la variación de tasas de interés que está prevista para esta año, y que tiene que anunciar la FED. Pero parece que no llega, y desde la semana pasada los mercados prevén que llegará más tarde aún. Las decisiones tanto del Banco Central Europeo como de la Reserva Federal influyen de forma directa en los mercados de todo el mundo.

Hace unas semanas, conocíamos la decisión del  BCE sobre la compra de deuda, algo que ya se esperaba y que beneficiará a muchos países. El crecimiento, concretamente en España, es uno de los mayores de la Unión Europea, y se estima que superará el 2% del PIB en 2015. Aún así esto también está influenciado por la bajada del precio del petróleo, con la consiguiente reducción de costes en las exportaciones, y un aumento de la competitividad.

Pero, con un dólar tan fuerte, la economía estadounidense no se ve tan beneficiada. Además la normalización de los tipos de interés no llega. Desde ETFtrends nos ofrecen una visión sobre la deuda mundial, que es digna de mención. Concretamente desde McKinsey & Company, una empresa de consultoría, han recopilado datos sobre la deuda global y el crecimiento económico. La compañía determinó que la deuda en todo el mundo ha llegado a casi 200 billones de dólares, comparado con aproximadamente 140.000 millones de dólares en el momento de la crisis de 2008. El producto bruto mundial creció aproximadamente de 15 billones a 70 billones de dólares en el mismo período de tiempo.

Lógicamente un mundo en el que la deuda crece más que la producción no puede ser sostenible. Ante esto las familias pueden mejorar de dos maneras: con un aumento del salario, o con una bajada de las tasas de interés. En un principio se contaba con que las ganancias llegasen se la mano del empleo, algo que supondría también la posibilidad de que las familias pudiesen pagar sus deudas y hacer frente a tipos de interés más altos.

Pero las ganancias en el empleo, no son consecuencia de la subida de salarios. Son muchas las personas en edad de trabajar que están buscando empleo, además muchos de los contratos son a tiempo parcial, o de corta duración. De esto es de lo que depende la subida de salarios. De la reducción de las personas en busca de empleo, y del ajuste de la tasa de empleo y de actividad. Por eso, todo indica que el año 2015 también tendrá tasas de interés cercanas al 0%.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *