Publicidad

¿Sabes cómo reconocer una moneda de euro falsa?

Somos muchos los que alguna vez hemos tenido un billete falso en nuestra mano. Nos preocupamos por conocer algunos de los trucos para poder identificarlos, como las marcas, colores o el tacto. Pero nadie se para a pensar en las monedas. Y lo cierto es, que aunque sea más difícil esta falsificación, también existe. Según los últimos datos de la Comisión Europea respecto a este tema, el número de monedas de euro falsificadas retiradas de la circulación aumentó un 17 %, en 2012, pasando de 157.000 en 2011 a 184.000.

bce

Teniendo en cuenta que a principios de 2013 había en circulación 16.500 millones de monedas de euro auténticas, la relación es de una por cada 100.000 monedas auténticas. La denominación de dos euros sigue siendo con mucho la más afectada por esta actividad delictiva y representa casi dos de cada tres monedas de euro falsificadas detectadas.Estas monedas suelen usarse principalmente en máquinas tragaperras, de tabaco o alguna semejante. Aunque en alguna ocasión ya se ha desmantelado alguna red de falsificación que las había metido al propio banco.

Elementos de seguridad de las monedas de euro

Las monedas en euros incorporan elementos de alta seguridad reconocibles por las máquinas. Las monedas pueden utilizarse en las máquinas expendedoras de toda la zona del euro, sin perjuicio del país de emisión.

  • En las monedas de 1€ y 2€ se ha empleado una sofisticada tecnología de acuñación bimetálica y en tres capas.
  • El metal de las monedas de 10, 20 y 50 céntimos es una aleación única (oro nórdico) difícil de fundir y utilizada exclusivamente para la acuñación de monedas.

La leyenda grabada en el canto de la moneda de 2€ y la utilización de un metal único en la composición de las monedas de 10, 20 y 50 céntimos las protegen contra la falsificación.

Existen diseños diferentes para las caras comunes de las ocho monedas:

  • En las de 2€, 1€, 50, 20 y 10 céntimos aparece la Unión Europea antes de la ampliación del 1 de mayo de 2004 o, desde el 1 de enero de 2007, una representación geográfica de Europa. Las monedas de Italia (incluidas las de San Marino y Ciudad del Vaticano), Austria y Portugal presentan el diseño más reciente sólo si su año de emisión es el 2008 o posterior.
  • En las de 5, 2 y 1 céntimos aparece Europa con África y Asia en el globo terráqueo.

Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 11.36.48Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 11.36.37Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 11.36.12

Todas las monedas que hay en circulación tienen un canto diferente, para que la falsificación sea difícil, así como la identificación de las verdaderas.

  • 2 euros: estriado con leyenda
  • 1 euro: estriado discontínuo
  • 50 céntimos: festoneado
  • 20 céntimos: liso
  • 10 céntimos: festoneado
  • 5 y 1 céntimos: liso
  • 2 céntimos: liso con ranura

Cuidado con las monedas de otros países

Durante estos últimos años, se ha notado un incremento de la circulación de monedas de otros países entre las monedas españolas. La moneda turca, por ejemplo, tiene una apariencia muy parecida a la de la moneda de 2 euros, y es muy fácil confundirla con una. A la hora de recibir el cambio, es cuando más fácil resulta el engaño.

Estas monedas, no solo coinciden en su aspecto físico, también en el peso o en el tacto. Las monedas de Tailandia o Brasil también se pueden confundir con algunas de las monedas de euro.

Estas monedas al estar en un país cercano a Europa, son muy comunes y se han descubierto numerosas tramas que engañaban con esta táctica. Aunque el valor de las monedas es bajo y no es como ocurre con los billetes de 500 euros, para un comerciante puede ser un negocio.

Además, durante los últimos 5 años, se han recaudado 12.000 monedas falsas cada mes. Son monedas que los defraudadores acuñan en sus casas y que suelen utilizar en máquinas expendedoras.

Comparación de las monedas de euro con las monedas turcas (lira)

En la imagen podemos ver todas las monedas en circulación que hay en Turquía. Es fácil apreciar que estas monedas se parecen mucho las monedas de euro, tanto en el físico como en su peso o en su textura. Las monedas de 1 y 2 euros son casi iguales a las de 1 lira y a las de 50 kurus. El resto de monedas, las que tienen un valor más pequeño, son algo diferentes, tanto en el color como en el relieve, por lo que confundirlas es algo más complicado.

detectar monedas falsas

 

Lo que dice el Banco Central Europeo de las monedas de euro

Las monedas en euros incorporan elementos de alta seguridad y que son reconocibles por las máquinas. Las monedas pueden utilizarse en las máquinas expendedoras de toda la zona del euro, sin perjudicar al país que la emite. A pesar de tener diferentes símbolos grabados, la fabricación es la misma y no se pueden diferenciar unas de otras al tacto.

  • En las monedas de 1€ y 2€ se ha empleado una sofisticada tecnología de acuñación bimetálica y en tres capas.
  • El metal de las monedas de 10, 20 y 50 céntimos es una aleación única (oro nórdico) difícil de fundir y utilizada exclusivamente para la acuñación de monedas.

La leyenda grabada en el canto de la moneda de 2€ y la utilización de un metal único en la composición de las monedas de 10, 20 y 50 céntimos las protegen contra la falsificación.

Las monedas de euro conmemorativas

Cada país puede emitir dos monedas conmemorativas por año. Estas monedas poseen las mismas características, propiedades y cara común que las demás monedas de 2€. Lo que las diferencia es el motivo conmemorativo que figura en la cara nacional. Solo la moneda de 2€ puede acuñarse con carácter conmemorativo. Esta moneda e igual de válida que las demás, y no podrá haber problema a la hora de utilizarla.

Esto significa en términos más económicos que las monedas conmemorativas tienen curso legal en toda la zona del euro, por lo que pueden utilizarse y deben ser aceptadas en todos los establecimientos de la Zona Euro sin problema algunos. Como es lógico estas monedas se acuñan por un aniversario importante de un hecho histórico. Ponen de relieve acontecimientos actuales con trascendencia histórica. Por ejemplo, la primera moneda conmemorativa de 2€ la emitió Grecia por la celebración de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.

La fabricación de estas monedas, no compete al BCE, ya que cada país deberá solicitar la acusación de esta moneda a la Comisión Europea. El diseño y la emisión es competencia del país que haya solicitado la moneda conmemorativa. Desde el BCE solo autorizan el nivel de volumen que el país puede acuñar de esta moneda conmemorativa.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *