Publicidad

Utilización de billetes por parte de los españoles

 

Los españoles tenemos una preferencia, muy arraigada en nuestra cultura, por el efectivo a cualquier ante cualquier otro activo financiero.

Es por ello que en nuestro país prolifera la circulación de billetes de alta denominación como pueden ser los de 500 euros.

Además de las preferencias a la hora de pagar nuestras compras, la alta demanda que nuestro país exhibe de billetes de 500 euros, se origina en la abundancia de los denominados pagos en dinero negro.

La evasión fiscal es una realidad en todos los países del mundo, simplemente varía la cuantía y volumen de las operaciones no declaradas a los respectivos fiscos.

La operatoria en dinero en efectivo versus otros medios de pago como pueden ser las tarjetas de crédito o las transferencias bancarias constituye un medio imprescindible para la concreción de operaciones marginales.

Es por ello que la Agencia Tributaria mantiene en marcha un programa de control de circulación de billetes de 500 euros.

Producto de la crisis financiera que se vivió en el mundo el año pasado, muchos españoles optaron por cancelar depósitos y cuentas bancarias para tener liquidez. Esto derivó inevitablemente en una mayor circulación de efectivo.

A lo largo de este año, se ha ido reduciendo poco a poco la cantidad de billetes de 500 euros en circulación, que han pasado de los 111,16 millones que había a finales de enero a 108,68 millones a cierre de septiembre.

Sin embargo estos números son elevados respecto de otras naciones e implican un costo importante para hacienda, ya que la operatoria con billetes no solo implica altos costos de emisión para el Banco Central, sino de manipuleo y custodia por parte de las entidades bancarias que pretenden cumplir con las demandas de sus clientes.

Según algunos estudios que se han efectuado en torno a este tema, se ha detectado que en el año 2007, contar, almacenar, distribuir y prestarle atención al dinero en efectivo insumió en España un 0,8% de su PIB, es decir unos 8.405 millones de euros.

Un numerito, ¿verdad?, ¿que opina usted?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *